Alejar a la tía de mi esposo

Un hechizo de alejamiento para un familiar

Un familiar cercano con el que siempre se ha tenido confianza puede ser un problema para una relación, especialmente si ese familiar no asume que la persona a la que ve como un niño ya es un adulto y tiene su propia vida. En mi consulta de tarot online recibo mensajes sobre este tema constantemente. Este es un caso que contactó conmigo hace poco. La solución fue un hechizo de alejamiento.

“Mi esposo tiene una tia que ha sido como una madre para él. Es soltera, vive junto a sus padres y ha sido la mujer que más tiempo ha pasado con él durante su infancia. Siempre lo ha cuidado mucho y sé que le quiere y que busca lo mejor para él, pero es incapaz de asumir que su niño se ha ido de casa y tiene una vida de pareja. Esa señora aparece en nuestra casa cuando le da la gana, opina de todo, dice lo que hay que hacer y deshacer y me está volviendo loca. Es la principal fuente de discusiones de nuestra pareja y necesito que desaparezca. Necesito un hechizo para alejar a la tía de mi esposo de nuestra relación.”

Al leer la consulta de tarot por email pude percibir la esencia del problema. No había ningún tipo de maldad por ningún lado, solo se trataba de una sobreprotección mal entendida.

Me puse en contacto con mi amiga ese mismo día, tras charlar un rato sobre su relación decidimos que hiciera una lectura de tarot para entender en profundidad el problema de su relación y encontrar la solución más adaptada a su caso.

En la lectura se confirmaron mis sospechas. La tía era incapaz de dejar escapar a su niño, su vida había girado en torno a él durante muchos años y ahora no podía sacarlo, el vacío que dejaba en su vida era demasiado grande, no sabía qué hacer con su tiempo y se dedicaba a meterse en su casa, su vida y su relación para sentirse llena.

La única manera de hacer que esa señora dejase de entrometerse era realizar un hechizo de alejamiento sobre ella para conseguir que perdiera parcialmente el interés por su sobrino y su vida independiente. De esa forma dejaría de aparecer a todas horas y decir siempre lo que había que hacer en una casa que no era la suya.

Hablé con mi amiga y le recomendé realizar el hechizo de alejamiento cuanto antes, ya que esa mujer estaba generando un desgaste muy grande a su relación y podría provocar un problema muy serio en el medio plazo. Ella no se sentía muy capaz de hacer el ritual correctamente y decidió encargármelo a mi. Lo realicé esa misma noche y al terminarlo le dije que esperara dos semanas para ver los primeros resultados y que me escribiera para ver cómo iba evolucionando todo.

Un mes después me escribió para explicarme que definitivamente la tía de su esposo había tomado distancia. Ya nunca aparecía por casa, al menos sin avisar, y cuando iba no se dedicaba a revisarlo todo y decir cómo había que hacer las cosas, se habían terminado los reproches, los comentarios fuera de lugar y las situaciones en las que pretendía ser una adulta entre niños. La amenaza había desaparecido y con ella el peligro.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *