¿Alguien en mi trabajo me ha hecho magia negra?

Bloquea la magia negra con un sencillo ritual

El trabajo es una fuente constante de tensiones y disputas. Las personas negativas y con pocos escrúpulos pueden ser unos compañeros de trabajo nefastos, capaces de todo con tal de ascender. Hasta de hacer magia negra sobre un compañero si es necesario. Este es un caso que acudió hace no mucho a mi consulta de tarot online. Por suerte un sencillo hechizo de bloqueo de magia negra en el trabajo pudo mantener la influencia de ese ritual a raya hasta que lo eliminamos.

“Hola Paloma. Llevo seis años trabajando en mi actual empresa. Es un trabajo duro en el que varias personas estamos en constante competición por una prima al vendedor que más volumen de ventas consiga. La relación entre compañeros siempre ha sido cordial aunque no se puede decir que seamos amigos. El caso es que hace un año el jefe nos anunció que las cosas no iban bien y que de seguir así tendrían que despedir a uno de los cinco empleados de mi equipo. Yo no estaba nervioso porque siempre he sido muy bueno en mi trabajo y no temía que las cosas se pudieran torcer, pero a las pocas semanas empecé a sufrir un cúmulo de problemas absurdos, casualidades negativas, cancelaciones de clientes sin ningún sentido y otras cosas en mi puesto de trabajo. Solo me afecta al trabajo, todo lo demás va bien y me pregunto si alguien en mi trabajo me ha podido hacer magia negra.”

Tras leer este mensaje en mi consulta de tarot online, me puse en contacto con este amigo para saber qué estaba pasando al detalle. Por lo que contaba, todo encajaba con una influencia oscura. No solo había casualidades de resultado fatal y errores puntuales básicos. También tenía una constante falta de concentración, dolores de cabeza e incapacidad para recordar cosas que solo le afectaba en el trabajo. Podía tal vez ser una sobrecarga generada por estrés pero decidimos realizar una lectura de tarot para despejar las dudas.

Al realizar la tirada de cartas enseguida vi que había una influencia dañina sobre él. Se trataba de un hechizo de magia negra encargado por un compañero suyo, el segundo mejor vendedor que pretendía aprovechar el posible despido para deshacerse de un competidor y tomar el puesto de jefe de ventas en el futuro.

Le expliqué el estado de las cosas y me dijo que era lo que sospechaba y que quería volver a ser el que era pero ahora mismo no tenía tiempo ni fuerzas para meterse en un hechizo contra la magia negra. Le expliqué que había un sencillo ritual de bloqueo de magia negra que podía hacer él mismo, le llevaría 15 minutos y de esa forma podría bloquear la influencia de ese trabajo oscuro durante el tiempo necesario hasta que encontrase el momento adecuado para romper el ritual.

Esa misma noche lo realizó por primera vez. Una semana después me escribió para explicarme que todo era diferente, volvía a estar centrado, ágil, sin dolores de ningún tipo y habían desaparecido todos esos errores absurdos que terminaban en grandes problemas. Sin la influencia del hechizo de magia negra, volvía a ser el gran vendedor que siempre había sido.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *