Celos justificados

El pasado verano, me contactó Géminis de 24 años a través de mi consulta del tarot online. Él se encontraba muy angustiado porque se estaba volviendo celoso. Me explicaba que nunca antes había sentido esa sensación de nerviosismo. Pero ahora algo estaba cambiando en él.
Géminis pensaba que su pareja ya no disfrutaba con él, y por eso buscaba salir más con sus amigas. Ella se arreglaba muy bien el pelo, se ponía sus mejores vaqueros y las camisetas más escotadas. Esto que al principio parecía normal, empezó a ser causa de desconfianza cuando mi consultor vio una foto en el móvil. Estaba con otro chico.
Géminis se preguntaba: ¿quién es ese chico? ¿Qué relación tiene con mi novia? ¿Por qué me siento tan celoso si yo no soy así? Y en estas dolorosas meditaciones se encontraba cuando entro a mi tarot online, buscando la ayuda de las cartas.
Decidimos hacer una lectura de tarot cuanto antes, después del primer corte vi claro que había otra persona. Se trataba de una nueva amistad, seguramente amigo de otros amigos. Así, éste no tenía nada que ver con su círculo cotidiano.
Vi que la presencia de esta persona se estaba incrementando considerablemente. Esto no iría en retroceso, sino que cada vez iría a más. De esta manera, la novia de Géminis cada vez se alejaría más de él. Las cartas no le veían junto a esta chica (a la que llamó Libra) en su vida si no hacía algo pronto.
Estas palabras, cayeron como un jarro de agua fría sobre Géminis. Pero traté de alentarle explicándole que no todo estaba perdido, si actuaba de la manera adecuada y sobre todo no perdía la calma podría reconducir su relación, recuperar a su novia y volver a ser tan felices como antes.
Lo primero que tenía que realizar era un ritual de endulzamiento, por el que su novia volvería a tener los sentimientos que una vez tuvo por él. Una vez realizado dicho ritual tendría que esperar tres días y realizar un ritual de alejamiento sobre ese otro hombre, para que perdiese el interés en su pareja.
Géminis no se sentía con fuerzas para realizar el endulzamiento, no es un ritual muy complejo pero exige un estado mental y emocional sosegado que él no tenía en ese momento, decidimos que lo mejor era que me lo encargara, de esa forma se aseguraría que los sentimientos de su novia iban a ser correctamente potenciados.
Tras el ritual de endulzamiento decidimos hacer una lectura de tarot, pude ver que los sentimientos de esa mujer ya no eran confusos pero aún necesitaba tiempo para darse cuenta de que ya tenía a su lado al hombre de su vida, no necesitaba seguir buscando.
Pasados tres días realizamos el alejamiento sobre ese otro hombre, su interés era casi exclusivamente sexual y apenas había atracción emocional por lo que fue muy sencillo de romper, no era un hombre conveniente para esa mujer ni podría hacerla feliz en el largo plazo, alejarle era lo mejor para todos.

Tras realizar los rituales dejamos pasar un tiempo prudencial a la espera de que su efecto se hiciera presente. Pocas semanas después me escribió géminis para explicarme que las cosas habían cambiado, su pareja había dejado de salir compulsivamente y estaba mucho más cariñosa y cercana de lo que había estado en mucho tiempo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *