Cómo hacer un abrecaminos

Un hechizo para los problemas de tu vida

Cuando tenemos la sensación de que todo nos sale mal, sentimos que hagamos lo que hagamos la mala suerte siempre nos acompaña o notamos una sensación de ser derrotados por la vida, es el momento de ver si tenemos algún tipo de alteración energética y solucionarlo si sabemos cómo hacer un abrecaminos. En mi consulta de tarot online recibo infinidad de consultas de personas que sienten que están bajo una influencia negativa que hacen que su vida sentimental, familiar, social o laboral esté estancada y llena de problemas. En estos casos un hechizo abrecaminos puede ser la solución perfecta.

“Desde hace mucho tiempo siento que mi vida es un desastre. No consigo encontrar un hombre que me quiera, mis relaciones siempre terminan mal, no encuentro alguien que me llene y me haga feliz, me siento atrapada en un trabajo agotador que no me reporta los beneficios que debería y mi vida está estancada en una repetición constante semana tras semana. No sé qué me pasa, puedes ayudarme? necesito saber cómo hacer un hechizo para hacer desaparecer los problemas de mi vida.”

Cómo hacer un abrecaminos

El mensaje de esta mujer en mi tarot por email me dejó una tremenda sensación de desasosiego. Definitivamente algo iba mal en su vida y debía ayudarla a encontrar la solución. Me puse en contacto con ella para explicarle cómo hacer un abrecaminos y decidimos que debía hacer una lectura de tarot para descubrir cuál era el origen de sus males. Esa misma noche me dispuse a realizar la lectura.

Al terminarla, estaba todo claro: esa mujer tenía un desarreglo energético que la hacía propensa a las circunstancias desfavorables, atraía hacia sí a los hombres inadecuados y no le permitía prosperar en la vida. En este caso la solución era bastante sencilla. Con un ritual abrecaminos adecuado sería suficiente para corregir ese desarreglo y hacer que su vida volviese a tomar impulso.

Ritual abrecaminos

Me puse en contacto con ella y le expliqué lo que estaba pasando. Por fin todo tenía sentido para ella. Le expliqué el origen de sus problemas y se puso muy contenta cuando supo que la solución era sencilla y que los resultados no tardarían en llegar. En su caso le propuse realizar este hechizo abrecaminos que podía hacer ella misma. Le expliqué todos los pasos a seguir y le recomendé que lo realizara una vez a la semana durante un ciclo lunar, 28 días. Pasado ese tiempo, hablaríamos sobre cómo le había ido.

Me escribió un mes después para decirme que todo había cambiado. De una manera muy gradual y casi sin darse cuenta, su forma de sentirse y de ver el mundo había cambiado radicalmente. Ya no se veía derrotada por las cosas y sin ánimo, había recuperado las ganas de vivir, tenía más ilusión en el trabajo y había conocido a un chico con el que se sentía muy a gusto. Aún no quería lanzar las campanas al vuelo pero era una persona completamente diferente, y se notaba.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *