Consulta de tarot online: Enamorada de mi profesor

Problemas de una relación amorosa prohibida

Tarot online - enamorada de mi profesor

Tarot online – enamorada de mi profesor

Consulta al tarot por los problemas de un amor nuevo

Hace ya un tiempo que recibí en mi consulta de tarot online una cuestión relativa a las dificultades que a menudo nos plantea el entorno para llevar adelante una relación amorosa que se considere poco apropiada porque no esté bien vista por la sociedad. Su consulta decía así: -Paloma, estoy enamorada de mi profesor de la universidad y tengo miedo a que mi entorno no lo entienda, necesito un hechizo de amor o una lectura de tarot para que nuestra relación pueda prosperar-. Veamos cómo podíamos ayudarla.

“Hola, Paloma. Soy una chica de 23 años y estoy estudiando mi último año de carrera en la universidad. Este año ha llegado a la facultad un nuevo profesor; no es tan mayor como la mayoría del resto de los profesores, pero aún así tiene 16 años más que yo. Desde el principio ambos congeniamos muy bien. Como mi tutor que iba a ser, él sería quien debería llevar durante todo el curso mi proyecto de fin de carrera, y por tanto tendríamos que estar en contacto permanente para supervisar mis avances y ayudarme en todo cuanto yo necesitara.

Al principio solíamos quedar un par de días a la semana un rato después de la última hora de clase, para que le fuera explicando lo que iba haciendo durante la semana y exponerle todas las dudas que el trabajo me fuera planteando. Pero conforme iban transcurriendo las semanas, nuestros encuentros fueron haciéndose cada vez más habituales, en lugar de realizar solo dos días de tutoría empezamos a quedar tres, el último de ellos siempre los viernes, y como la hora siempre se alargaba y salíamos bastante tarde de la facultad, empezó a invitarme a cenar algo en algún establecimiento cercano a la universidad

Así empecé a conocer más cosas sobre su vida; me contó que era un chico que estaba soltero y que después de haber vivido por motivos laborales en otra región, ahora había vuelto de nuevo al sitio donde él siempre había vivido desde pequeño, pero en lugar de volver a casa con sus padres, había decidido compartir piso con un amigo que solía viajar mucho por trabajo, pero con él que la convivencia era muy llevadera.

Con el paso de las semanas empezó a abrirse más y a contarme más cosas sobre él, pero ya no sólo sobre su situación personal sino también sentimental. Ahora mismo se encontraba soltero, pero había estado saliendo durante muchos años con una chica de la que estaba profundamente enamorado y con la que ya hasta habían empezado a hacer planes de boda, pero ella le había engañado con otro, y aunque luego le dijo que tan solo había sido un desliz y que quería regresar con él, se sentía demasiado dolido y no se veía capaz de perdonar una traición así, de modo que decidió romper con todo e irse lejos de ella. Y fue entonces cuando le salió esta oportunidad de trabajo y pensó que volver al lugar en que había pasado su niñez y sus años de mayor felicidad, podía ser el mejor modo de olvidar a la que hasta entonces había sido la mujer de su vida.

Al cabo de un par de semanas, después de uno de esos viernes de haber cenado juntos tras nuestro horario de tutoría, él como siempre me llevó en su coche a casa. Pero esa noche mientras hablábamos, me di cuenta de que por la conversación y por nuestras miradas, habíamos empezado a intimar más, empezábamos a abrirnos de verdad el uno con el otro. Así que en el momento en que paró su coche frente a la casa de mis padres y se me quedó mirando fijamente a los ojos, se dio cuenta de lo que mi mirada también decía y me propuso ir a su piso con él. Su compañero estaba aún de viaje y no volvería hasta la semana siguiente.

Tras ese fin de semana ha habido muchos otros, nos hemos enamorado, pero llevamos nuestro amor en secreto porque él es mi profesor, y sé que por un lado por la mentalidad de mis padres ellos nunca lo entenderían, y por otro él tiene el temor de que en la universidad no lo entiendan y puedan echarle de su puesto de trabajo. Pero nos queremos y nos gustaría poder vivir nuestro amor libremente.”

Ritual para amar libremente

Como le recomendé a esta amiga, lo mejor para aclarar todas sus dudas era realizar una lectura de tarot. Enseguida las cartas reflejaron que los sentimientos de ambos eran verdaderos; ella a pesar de ser la alumna sentía un amor lo suficientemente adulto como para pensar en una vida en serio de pareja con su profesor, y el corazón de él mostraba que gracias a lo que sentía por ella había olvidado a la que hasta llegar ella, había sido la mujer de su vida, y que ya estaba preparado para volver a empezar una relación sentimental de nuevo. Por otro lado las cartas no planteaban problemas en su trabajo por este motivo, además de que ya sólo quedaban dos meses del curso y entonces ella dejaría entonces de ser su alumna.

El problema estaba en los padres de nuestra amiga que sí que eran muy reticentes a que ella saliera con un profesor, aunque éste tampoco tuviera una diferencia exagerada de edad con su hija.

Decidí entonces realizar un ritual de alejamiento para que esa opinión negativa que los padres de nuestra amiga tenían sobre esta relación se fuese apartando de sus mentes y al tiempo que esa idea dejaba de estar presente en sus mentes, dejase también de estarlo en sus vidas gracias a la ayuda de este hechizo.

Ni quince días tardó en ponerse de nuevo en contacto conmigo para decirme que la realización de este hechizo había sido de una ayuda inestimable para lograr que sus padres les dejaran vivir libremente su amor. Me estaba eternamente agradecida por haber conseguido que pudiera ser tan feliz con el hombre que amaba de verdad.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *