Consulta de tarot online: Enamorada del hermano de mi amiga

Amor y sentimientos entre amigos

Una amiga, enamorada del hermano mayor de su amiga, contactaba conmigo a través de mi consulta de tarot online pidiéndome un hechizo para dar con la solución al problema sentimental que necesitaba resolver: -Paloma, acudo a tu consulta de tarot online porque cada vez estoy más enamorada del hermano de mi amiga, aunque temo que él solo me sigue viendo como una cría. Así contaba su historia.

Necesito una lectura de tarot para saber qué siente el hermano de mi amiga

Enamorada del hermano de mi amiga

Enamorada del hermano de mi amiga

 “Hola Paloma. Gracias por atenderme en tu consulta de tarot online, necesito que me hagas una lectura de tarot, te explico mi caso. Hay un chico que me gusta mucho desde hace años, desde que yo era una niña. Es el hermano de mi mejor amiga y lo que en principio siendo más pequeña me parecía que simplemente era un capricho por ser un chico mayor que nosotras, una atracción por un chico guapo y nada más; a medida que han ido pasando los años, mis sentimientos por él no han disminuido ni un ápice, es más, aquel amor platónico de la niñez por aquel chico que siempre que me veía me sonreía y hacía alguna broma como se les hace a los críos más pequeños, o el amor platónico adolescente que me hacía ruborizarme cada vez que le veía y no saludarnos apenas ni por su parte ni por la mía por culpa de mi timidez hacia él, se ha ido transformando con el paso del tiempo en un amor de verdad. Necesito una lectura de tarot para entender lo que siente el hermano de mi amiga y saber cómo actuar.

Los sentimientos que tengo por él sé que son puros y verdaderos, porque es un chico maravilloso, guapo, inteligente, buena persona, amable..y todas esas cualidades hacen que cada vez que le veo mi corazón de un brinco. Un brinco de amor.

Cada noche al acostarme mi último pensamiento siempre es para él, y lo primero en lo que pienso cada mañana al despertarme es en él. Siempre. Estoy enamorada. Pero no sé qué hacer para que él no siga viéndome como creo que me ve, como una cría, simplemente la amiga de su hermana pequeña.”

Necesito un hechizo para no tener miedo a demostrar los sentimientos gracias a la magia blanca

Viendo lo que nos planteaba esta amiga, pensé que lo más importante de momento era realizar una lectura de tarot y así conocer si ella estaba en lo cierto cuando pensaba que este chico solo la veía como una cría pequeña. Pero las cartas me mostraron que ella en eso estaba equivocada, que si él también hacía ya un tiempo,desde que ella ya era una adolescente, que cuando se cruzaban por la calle no saludaba con el afectividad que solía hacerlo antaño, era porque la mujercita en que se había ido convirtiendo, y la mujer que ya era ahora no sólo despertaban aquellos sentimientos de afecto en él, sino que se había dado cuenta de que aquella jovencita, y ahora esta mujer, había hecho nacer en su interior otra clase de sensaciones. Por eso ahora le daba hasta apuro bromear con ella como solía hacerlo hacía tantos años cuando ella solo era una niña pequeña. Ella tan sólo necesitaba un hechizo de magia blanca para no tener miedo a mostrar sus sentimientos

 Así se lo dije a nuestra amiga. Visto lo que él sentía, tan solo necesitaba de una pequeña ayuda, que en este caso era la realización de un hechizo de amor con azúcar para conquistar a un hombre que lograría que esas sensaciones que su corazón notaba cada vez que se cruzaba con ella, las sacase al exterior y estuviera mucho más receptivo a los mensajes que el corazón de nuestra amiga también le enviaba cada vez que le miraba ruborizada. Así ella tendría allanado el camino de entrada a su corazón y le resultaría mucho más sencillo expresarle sus sentimientos.

 Unos semanas más tarde se puso de nuevo en contacto conmigo para contarme que poco tiempo después de la realización de este hechizo de magia blanca, al encontrarse de nuevo una tarde, él se había acercado a ella a preguntarle qué tal le iba porque hacía tiempo que su hermana no daba en casa noticias sobre ella y quería saber cómo le iban las cosas.Ese día tomaron un café, tuvieron una larga charla y él le pidió su teléfono al despedirse. A partir de ese momento, en poco tiempo la atracción emocional dio paso a la atracción física. Ahora cada cita es una nueva sensación mágica. Citas ya como pareja estable.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *