Cuando veo a la pareja distante

Hace unos días me contactó Sagitario de 44 años, a través del tarot on line. Me contó que desde el final del pasado verano, notaba que su pareja parecía ignorarla en ocasiones. Desde entonces, se fue dando cuenta de que ya no estaba atento a sus necesidades matrimoniales, ni mostraba el apego de siempre.
Evidentemente, esta situación le disgustaba, hasta tal punto que desarrolló en ella una desconfianza enfermiza. Sagitario comenzó a sentirse débil y a poner sus propias barreras defensivas. En definitiva, su relación conyugal se estaba deteriorando a pasos agigantados.
Cuando me contó todo esto, sentí una inmensa empatía, traducida en ganas de ayudarla. Por esto, me puse a trabajar con una lectura de tarot . Sagitario necesitaba respuestas que yo podía darle en ese momento, y así fue.
La lectura de tarot indicó que su pareja podría estar sufriendo un acoso en el trabajo, por parte de sus directivos, jefes o incluso algunos compañeros. El arma que éste estaba utilizando era el silencio. El orgullo, que lo caracterizaba, no le dejaba contar a su pareja lo que estaba pasando.
Por otra parte, pude ver que, ciertamente, fue a partir del verano cuando se estaba dando esta incómoda situación. No obstante, las cartas me indicaron que próximamente iban a llegar cambios. Éstos serían en forma de variaciones en el terreno laboral. Un viaje no muy lejano, pero cargado de responsabilidades.
Sagitario aparecía reflejada en las cartas como una mujer tenaz, con un gran papel en este asunto. No estaba acostumbrada a ahogarse en sus problemas, y esperaba que los demás hicieran lo mismo. Este inconformismo le había ayudado a superar otras situaciones de crisis en su vida, y esta no iba a ser menos.
Así, después de esta sesión de tarot on line, dejando que con las cartas fluyera la magia de la verdad, le recomendé  que consiguiera una piedra de granito. Después tenía que conseguir que su pareja la llevara durante el presente y futuro ciclo lunar.
Las propiedades de esta piedra de gran dureza conjugan su valor esotérico con las fases lunares. Así, su pareja se vería más fuerte y convencido, a la hora de tomar decisiones, que le hagan mejorar su situación en el trabajo.
No obstante, el papel de Sagitario era muy importante en estos momentos: cuando su pareja tiene problemas, ella sabe estar ahí. Ahí tenemos la fase de la recuperación absoluta, sumada a todo lo dicho anteriormente. Poco tiempo después Sagitario me escribió para explicarme que a su marido le habían cambiado de oficina, a otra en una ciudad cercana y la situación había cambiado radicalmente, su pareja volvía a ser el hombre del que se había enamorado.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *