Deseo que mi novio me abandone

Quiero que mi pareja me deje

Una amiga pedía mi consejo en mi tarot online, con estas palabras: Paloma, necesito que me ayudes, ya que deseo que mi novio me abandone y él no lo sabe. Os dejo aquí sus palabras, que ella ha querido compartir con todos nosotros tras solucionar su problema.

Deseo abandonar a mi novio y él todavía no lo sabeQuerida Paloma. Tengo novio desde hace tres años. Durante los dos primeros años me sentía muy enamorada de él, pero en el último año la relación se ha ido enfriando y a día de hoy ya no estoy enamorada de él. Paloma, necesito que me ayudes, ya que deseo abandonar a mi novio y él todavía no lo sabe. No quiero hacerle daño, pero no sé cómo romper la relación, ya que nuestras familias están muy involucradas y todos dan por sentado que acabaremos casándonos y dándoles nietos. Me gustaría estar de nuevo libre para salir con mis amigas y conocer a otra gente. Mi vida ahora me parece una cárcel. Por favor, haz algo para que sea él quien dé el paso de cortar la relación, de otro modo nunca voy a atreverme a hacerlo yo y cada día que pasa es más difícil deshacerlo todo.

Ritual de alejamiento para que tu pareja rompa la relación

Situaciones similares a ésta no son  nada extrañas, sin embargo generan bastante angustia en las personas que las padecen. Al ponerme en contacto con esta amiga noté que depositaba en mí todas sus esperanzas para solucionar este problema. Tras escucharla le aconsejé realizar una lectura de tarot para tener información suficiente con la que decidir la mejor solución. Por sorpresa, el tarot arrojó un dato con el que no contábamos. Parecía que el novio de esta amiga tampoco estaba enamorado ya de ella, al menos no como al principio. Se limitaba a dejarse llevar por los acontecimientos, pero no tenía ninguna ilusión por vivir una vida en común. Lo extraño era que, según las cartas, él seguiría manteniendo la relación si ella no la rompía, ya que se sentía obligado a mantener la promesa que un día le hizo y que las dos familias apoyaban.

Tras barajar estos datos, acordamos que la única forma de romper esta relación, que no complacía a ninguno de los dos, era realizando un ritual de alejamiento. Decidí realizar este tipo de ritual para que el novio diese el paso de romper la relación, tal y como quería mi amiga que ocurriese, pero también para que las familias apoyasen esta decisión y no constituyera un freno en la decisión del chico.

Una semana más tarde mi amiga se puso en contacto y me confirmó con alivio que ya se había consumado la ruptura y que las dos familias se lo habían tomado con bastante naturalidad. Mi amiga se sorprendió de lo fácil de solucionar que había resultado todo, después de la angustia con la que había estado viviendo los últimos meses.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *