Echo de menos a mi novio

No se si volveré a verlo

Echo de menos a mi novioEn ocasiones las parejas pueden atravesar etapas difíciles de superar, y por eso uno de los dos, e incluso ambos, pueden decidirse por una interrupción momentánea de la unión. Un tiempo de reflexión para decidir si seguir apostando por esa pareja o poner definitivamente su punto y final. Una amiga que se encontraba en esta situación hacía esta llamada en  mi tarot online: ”Echo de menos a mi novio y no sé si volveré a verlo”. El porqué de esta separación me lo explicaba así:

Nos hemos tomado un tiempo pero quiero recuperar a mi novio

“Paloma, me pongo en contacto contigo para que me ayudes a superar un trance bastante difícil en mi relación. Mi novio y yo decidimos tomarnos un tiempo para pensar en nuestra relación, ya que últimamente, y a pesar de que nos queremos, no hacíamos otra cosa que discutir. Aunque estuve de acuerdo en separarnos un tiempo para reflexionar, siempre pensé que sería cuestión de días que él volviese a llamarme para continuar juntos. Sin embargo, no ha ocurrido así, el tiempo pasa y él sigue sin tenerlo claro. Paloma, echo mucho de menos a mi novio y no sé si volveré a verle. Por favor, dime qué puedo hacer para que él quiera volver de nuevo conmigo.”

Cómo atraer a tu pareja de nuevo

Contacté con esta amiga inmediatamente y la encontré bastante abatida. Me explicó que para ella esta relación era muy importante, que estaba segura de que los dos podían ser muy felices juntos y que tenían muchos sueños por cumplir. Le aconsejé, entonces, realizar una lectura de tarot, para ver cuál era el motivo por el que su novio se sentía tan inseguro para dar el paso de volver. Las cartas mostraron, efectivamente, mucho miedo a pasar de nuevo por las mismas discusiones que habían originado esa separación. Estaba, realmente, profundamente afectado. Mi amiga admitió que las discusiones habían sido bastante airadas, pero no quería rendirse, quería luchar por lo bueno que tenían cuando estaban juntos, quería demostrarle a su novio que merecía la pena seguir adelante. Entonces decidí que lo mejor sería realizar un ritual de sueño y potenciarlo con un ritual de endulzamiento. Le expliqué que su novio la tendría muy presente, pero no de una forma hostil, sino con pensamientos que le harían recapacitar sobre todas aquellas virtudes que le llevaron un día a enamorarse de ella.

Semanas después volvimos a hablar mi amiga y yo, y como era de esperar, la actitud de su novio comenzó a cambiar de forma evidente, fue él quien buscó de nuevo un acercamiento, y ahora vuelven a ser una pareja llena de proyectos y de amor.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *