Estoy enamorada de un compañero

¿Cómo hacer que me ame?

El amor surge en los lugares más insospechados. Nunca sabemos dónde puede nacer. Hace tiempo una amiga me escribió a mi tarot online porque se había enamorado de un compañero de trabajo con el que apenas tenía relación. No sabía cómo hacer para iniciar una relación y necesitaba saber cómo lograr que él le amase. Ésta es su historia:

“Llevo en mi empresa cinco años. Soy una profesional seria y nunca me he planteado nada con ningún compañero (la verdad es que tampoco me ha atraído nunca nadie) hasta hace tres meses. Ha entrado un chico nuevo en otro departamento y desde el momento que le vi, no puedo pensar en otra cosa. Se me ha metido hasta el fondo del corazón del primer vistazo, estoy muy enamorada de este compañero de trabajo pero no sé qué hacer, ya que laboralmente apenas tenemos trato y no encuentro la forma de iniciar la mas mínima conversación con él. Cómo hacer que me ame? Necesito que me des algún consejo, un ritual o algo para hacer que se acerque a mí porque no puedo seguir viviendo así. Si no consigo algo con él me voy a volver loca.”

Me puse en contacto con esta amiga y decidimos realizar una lectura de tarot sobre su vínculo para saber qué posibilidades tenía con ese compañero y cómo podía hacer que él le amase. Al terminar la lectura de tarot le expliqué que ese hombre tenía el corazón libre en ese momento. No había nadie en su vida y estaba en un momento de tranquilidad emocional, no estaba buscando nada aunque si aparecía tampoco se mostraría reacio. Eran buenas noticias pero mi amiga debía encontrar la forma de acercarse a él. Para facilitarlo, le recomendé que realizara un hechizo de amor con miel para conquistar a un hombre. De esa forma conseguiría despertar en él sentimientos hacia ella. Primero de curiosidad, más adelante de interés y finalmente de deseo. Eran dos personas muy compatibles y podían ser muy felices juntos pero tenían que encontrar la manera de arrancar esa relación.
Tal como le recomendé, ella realizó el hechizo de amor y pasadas dos semanas surgió la ocasión. Había una cena en la empresa en la que ese compañero se había apuntado, ella lo hizo también y durante la cena buscó siempre la forma de estar junto a él y poder charlar un poco tranquilamente. Durante esa conversación él le confesó que había ido a esa cena para conocer a la gente porque apenas se había socializado hasta entonces y que tenía muchas ganas de hablar con ella, que le resultaba una mujer muy interesante. A esa cena le empezaron a seguir charlas breves a la hora del café, tomar algo después del trabajo, quedar para comer juntos y poco a poco comenzó una relación que a día de hoy es un vínculo de pareja estable y fuerte.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *