Hacer magia negra para enamorar

Los hechizos como los amarres pueden ayudarte o ser peligrosos. Aprende más sobre conjuros y rituales.

Hacer magia negra para enamorar

Hacer magia negra para enamorar

Peligros de la magia negra

Casi a diario recibo en mi tarot online consultas de personas que me piden ayuda para hacer magia negra. No soy quién para decirle a nadie lo que debe hacer con sus relaciones. Pero cuando alguien me pide mi opinión siempre soy muy clara al respecto: No conozco un sólo caso de relación estable que haya perdurado gracias a la magia negra.

Hacer magia negra para enamorar a otra persona nunca es una buena idea, hoy voy a explicar los peligros de la magia negra y las posibles alternativas. A veces basta con un sencillo hechizo para que piense en ti de magia blanca para cambiar las cosas. ¿Por qué arriesgarse a hacer algo peligroso?

¿Por qué no hacer magia negra?

Para poder responder a esta pregunta antes hay que saber qué es la magia negra y cuales son los riesgos que acarrea, especialmente cuando se trata de hacer magia negra para enamorar. La magia negra es el conjunto de hechizos, conjuros o liturgias mágicas utilizados para imponer un deseo sobre otra persona contra su voluntad.

Básicamente los hechizos de magia negra trabajan sobre una persona no potenciando unos sentimientos latentes o reforzando lo que ya está sintiendo, sino imponiendo un sentimiento extraño hasta llegar al completo control de la mente de esa persona. Al hacer magia negra para enamorar a alguien le obligamos a sentir algo extraño con independencia de su voluntad.

Diferencias entre magia blanca y hacer magia negra para enamorar

La principal diferencia entre la magia negra y la magia blanca es que esta última potencia unos sentimientos ya existentes o hace florecer unos sentimientos nuevos respetando siempre el libre albedrío de la persona que recibe el hechizo. A través de la magia blanca se consigue que una persona se dé cuenta de que necesita a otra y libremente acepta ese sentimiento. Por eso a veces la magia blanca puede exigir más tiempo, pero a cambio la recompensa es mucho mayor, ya que esos sentimientos son naturales y se instalan en el corazón de la persona que recibe el hechizo con más fuerza.

Sus raíces arraigan en sentimientos que ya existían o estaban a punto de surgir. Por otro lado la magia negra impone sin miramientos un sentimiento que podría haber llegado a surgir libremente. Pero al no ser elegido por la persona siempre es algo extraño y antes o después termina generándose un rechazo.

Resultados de la magia blanca y la magia negra para enamorar

A la larga el resultado es siempre el mismo. Con la magia blanca antes o después la persona que recibe esos sentimientos termina por aceptarlos libremente y actuar en consecuencia. Con la magia negra inicialmente esa persona vive en base a esos sentimientos, ya que se han impuesto. Pero en cuanto el hechizo se debilita los sentimientos pierden arraigo, la persona lucha contra ellos y termina rechazándolos como algo extraño.

Es muy común pasado un tiempo que la persona piense “cómo pude estar tan enamorado de esa mujer?” y terminan detestando a la persona y su recuerdo. La única manera de mantener el influjo es con otro hechizo de magia negra, cuyo efecto esta vez durará menos, después habrá que hacer otro que durará aún menos… Termina siendo como una droga.

Recomendaciones sobre la magia negra

Desde mi experiencia no recomiendo en ningún caso hacer magia negra. A la larga siempre es contraproducente, e incluso si se pretende hacer el mal a otra persona… No hay nada que ganar, siempre he creído que debemos ir por la vida ayudando a los demás, no haciendo daño. Intentando pasar por el mundo dejándolo un poquito mejor de como lo encontramos. Por eso siempre rechazo rotundamente realizar hechizos de magia negra para enamorar. 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *