Hacer magia negra

Peligros de los conjuros oscuros y los hechizos malignos

En mi consulta de tarot online recibo con relativa frecuencia mensajes de personas que están interesadas en encargarme o en hacer ellas mismas un hechizo de magia negra. Todo el mundo es libre de hacer lo que le parezca mejor y no seré yo quien juzgue los actos de nadie pero cuando me preguntan mi opinión siempre soy tajante: Nunca recomiendo realizar magia negra.

hacer magia negraPeligros de la magia negra

Los rituales oscuros o de magia negra no nacen del amor sino de un interés por hacer daño a alguien o manipularlo. Un ritual de magia negra no potencia la energía de un vínculo ya existente, como puede hacer un endulzamiento o un hechizo de amor, sino que pretende romper o debilitar ese vínculo o la energía de una persona en concreto. El gran peligro de la magia negra está en que esos efectos pueden revertirse y caer sobre la persona que realiza el ritual.

Ese revertimiento también sucede a veces en la magia blanca, pero al estar basada en el amor y en la potenciación de sentimientos positivos, no supone ningún peligro si el hechizo termina afectando en cierta medida a quien lo realiza. Simplemente verá sus emociones potenciadas.

Por otra parte dañar a alguien nunca es gratuíto. El aura de la persona que busca el mal en otra se ve dañada si realiza un conjuro de magia negra y antes o después terminará por sufrir las consecuencias de sus actos. El karma es muy tozudo y no tiene prisa.

Consecuencias de la magia negra

Cuando se realiza un hechizo de magia negra para atraer a una persona sobre la que no se tiene ningún tipo de sentimiento de amor el ritual es muy poderoso y pronto muestra sus frutos pero son flor de un día, como todos los resultados obtenidos mediante rituales oscuros. La persona influenciada puede sentir una atracción muy fuerte por quien ha ordenado el conjuro y puede incluso llegar a mantener una relación pero el efecto del ritual terminará por desaparecer y entonces se romperá la influencia, esa persona desaparecerá rápidamente sin entender cómo ha pasado todo, como si hubiese sido una pesadilla y jamás volverá a acercarse a quien utilizó el conjuro. Para esa persona ese periodo de tiempo será un inmenso error que no querrá recordar.

Cuando una persona está enamorada de alguien que no siente nada en absoluto recomiendo tener algo de paciencia y comenzar con un hechizo de acercamiento para más adelante pasar a un endulzamiento. Es más lento, más trabajoso y exige mucha más constancia que la magia negra pero a la larga el resultado es sostenible y los sentimientos que se generarán serán auténticos.

La magia negra nunca compensa en el largo plazo. En todos mis años de tarotista jamás he conocido a alguien que no se haya arrepentido al poco tiempo de haber realizado un conjuro de magia negra.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *