Hechizo de amor para evitar conflictos

Comprender el amor es clave para seleccionar el hechizo más adecuado.

En infinidad de ocasiones recibo mensajes en mi consultorio de amigas que quieren saber cómo llevar a cabo un hechizo de amor para evitar conflictos. Siempre les respondo que lo fundamental y prioritario es saber los orígenes de los problemas, ya que pueden ser diversos dependiendo de cada caso y cada uno exige un tipo de solución diferente. Para comprender la naturaleza de estos conflictos amorosos que nos perjudican en nuestra relación, primero debemos preguntarnos por qué surgen los problemas de pareja y qué podemos hacer para aumentar la satisfacción con esa persona.

En las relaciones afectivas, son comunes las peleas y las desavenencias que en un momento dado nos hacen sentir a nuestra pareja de forma lejana y distante. Las discusiones, sin embargo, pueden ser enriquecedoras. Los conflictos pueden hacer que la pareja se acerque aún más, adquiriendo valiosos recursos como le paso a esta amiga:

«Paloma, necesito que me ayudes en mi relación de pareja. Llevamos viviendo juntos aproximadamente un año. Cuando empezamos la convivencia estábamos genial, pero ahora que ya llevamos cierto tiempo compartiendo el hogar discutimos a menudo; en la mayoría de los casos sé que son conflictos evitables. Como consecuencia de ello, nuestra relación se está desgastando y cada vez hacemos más planes por separado. La verdad es que los dos somos muy rencorosos y nos cuesta reconocer nuestros errores. ¿Hay alguna forma de suavizar estas tensiones? Por favor, necesito dejar de estar día sí y día también enfadada con mi pareja. Nos queremos mucho y siento que esto puede hacer que cesemos la convivencia o algo peor.»

Tras leer el mensaje de esta amiga, me puse en contacto con ella de inmediato. Me pudo comentar en profundidad el tipo de discusiones que vivía. Las dos nos entendimos muy bien enseguida. Le comenté que una tirada de cartas podía ayudarnos a desvelar exactamente qué era lo que sucedía en su relación. Nada más leer las cartas, lo comprendí: había tanta tensión en la pareja por las discusiones acumuladas que ello provocaba que ambos saltaran a la mínima de una forma descontrolada. Estaban hartos de esos conflictos, pero no sabían cómo solucionarlos y cada vez se agobiaban más y más.

Tras observar que las tensiones se arrastraban del pasado, le comenté a mi amiga que lo mejor sería un hechizo para suavizarlas. Me pidió que me encargase yo misma, ya que ella no se veía energéticamente preparada; tenía miedo de que el agobio por realizarlo hiciera que las vibraciones no fueran las correctas. Tras acabar el hechizo, me puse en contacto con ella para que se quedase tranquila y dejara de agobiarse. Tras dos semanas, mi amiga me escribió para decirme que las discusiones sin sentido habían acabado, que se entendían mejor y que incluso descubrieron que compartían más intereses de los que ellos creían.

HECHIZO PARA SUAVIZAR TENSIONES

  • 9 velas verdes pequeñas.
  • 1 fotografía de nuestra pareja.
  • Cerillas de madera.
Hechizo de amor para evitar conflictos

Cómo realizar el hechizo de amor para evitar conflictos y suavizar tensiones:

  1. Comienza colocando las nueve velas formando un círculo.
  2. Pon la imagen de tu pareja dentro de esta circunferencia.
  3. Enciende una sola vela verde durante una hora. Sofoca la llama utilizando la base de una cucharilla o un vaso de cristal colocado inversamente.
  4. Al día siguiente prende otra y así sucesivamente durante los siguientes días.

hechizo para suavizar tensionesUtilizar una vela verde en un conjuro fortalece los vínculos afectivos, mejorando la confianza y estabilidad en la pareja. La naturaleza y la Madre Tierra son dos conceptos muy unidos al color verde, de modo que aprovecharemos toda esa fuerza relacionada con la naturaleza para crear las energías. Recuerda que el día que vayas a realizar el hechizo de amor para evitar conflictos es esencial que busques un lugar cómodo y estés al cien por cien de tus facultades.

Elegir el hechizo de amor para evitar conflictos

 Las discusiones son inevitables y necesarias, pero siempre que sean constructivas. Compartir la vida con otra persona nos plantea conflictos cotidianos, como el simple hecho de decidir qué plan hacer juntos. Aprender a manejarlos es esencial para evitar que se transformen en peleas e intoxiquen la convivencia. Las parejas que muestran mayor satisfacción no son aquellas que menos discuten. Comprender qué es lo que hace que surjan esos conflictos hará que podamos ver más allá, poner el foco en lo verdaderamente importante y seleccionar el hechizo adecuado para solucionar el problema.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *