Hechizo para enamorar a un amante

El tarot ayudóa convertir a un amante en pareja

Cuando un vínculo de pareja se, surgen unas reglas para la relación y es muy difícil cambiarlas. Si la pareja mantiene una relación basada en el sexo, es muy posible que con el tiempo uno de los dos tenga unos sentimientos que el otro no tiene, o los tiene en menor medida. En mi consulta de tarot online recibo a menudo mensajes sobre estas cuestiones. Hace poco recibí un mensaje de una mujer que se había enamorado de su amante y necesitaba que él tuviese esos mismos sentimientos para poder avanzar en su relación, la solución fue un hechizo para enamorar. Ésta es su historia.

“Desde hace tres años tengo una relación un tanto particular con un hombre. Cuando lo conocí, mi matrimonio iba en picado, mi marido y yo simplemente habíamos dejado de tener nada en común y cada vez nos distanciabamos más. Conocí a este hombre y fue mi tabla de salvación. En principio nuestra relación era de amantes, quedábamos a escondidas, manteníamos relaciones, me sacaba de la monotonía de mi vida y al terminar los dos volvíamos a nuestras vidas. El hecho es que me separé hace ya seis meses y la relación que tengo con él es básicamente la misma, quedamos a veces, mantenemos relaciones sexuales y desaparece durante una temporada.

Yo estoy profundamente enamorada de él y me gustaría tener una relación de pareja “normal”. Sé que él me aprecia pero no tengo nada claro cuales son sus sentimientos reales, necesito que me expliques cómo hacer un hechizo para enamorar a mi amante. Quiero vivir mi vida con él pero él parece no estar decidido a estar a mi lado.”

Escribí a esta amiga esa misma noche y charlamos un buen rato sobre su relación. Parecía bastante claro que ese hombre tenía sentimientos por ella pero algo le impedía dar un paso adelante. Esa misma noche decidimos que hiciera una lectura de tarot para descubrir qué es lo que pasaba en su corazón y cómo se podía hacer que estuviesen juntos.

En la lectura pude ver que ese hombre efectivamente no era indiferente a mi amiga. Llevaban ya varios años con aquella relación y la intimidad no era sólo sexual, habían compartido muchas charlas, muchos secretos y confesiones y él la sentía como una parte muy importante de su vida pero se había acomodado a vivir así y le daba miedo avanzar por si no funcionaban las cosas. Todo lo que mi amiga le había contado sobre sus problemas en su matrimonio le había hecho pensar que él no estaría a la altura de las circunstancias y prefería no apostar, a pesar de que así nunca podría tenerla plenamente. Lo más triste de la historia es que él no era para nada indiferente a ella, tenía sentimientos de amor pero prefería obviarlos para vivir más cómodo.

Le expliqué a mi amiga qué era lo que estaba pasando y lo comprendió perfectamente, la situación se explicaba totalmente con esa lectura. En este caso lo más adecuado era realizar un hechizo para enamorar. De esa manera los sentimientos que él tenía por ella se canalizarían en una atracción sentimental que no podría ignorar y se decidiría a dar un paso adelante. Le expliqué cómo hacer el hechizo y se decidió a hacerlo esa misma semana.

Al terminar le expliqué que debía esperar unos días para ver el efecto y que su plenitud se alcanzaría pasados 10 días. Me escribió dos semanas después para contarme que habían quedado el viernes anterior en su casa, pero había sido la primera vez que tras quedarse a dormir había decidido que desayunasen juntos y pasasen el sábado tranquilamente. Definitivamente las cosas estaban cambiando.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *