La gente me dice que mi marido es infiel

No se si creerles

La gente me dice que mi marido es infielOs dejo el caso de una amiga que se puso en contacto a través de mi tarot online, solicitándome que le realizara una consulta de tarot; su motivo era el siguiente: -Paloma, la gente me advierte, constantemente, que mi marido me está siendo infiel y no sé si creerles -. Tal y como ella me pidió, hice una consulta al Tarot de Marsella, pero veamos antes su caso más detenidamente.

Mi marido puede estar siéndome infiel.

“Hola, Paloma, hace ocho años que estoy casada con el que pienso que es el hombre de mi vida, pero de un tiempo a esta parte hay gente que me ha puesto sobre aviso de que mi marido puede estar siéndome infiel. Las primeras veces no hice caso a estos comentarios, y a más de una persona acabé enfrentándome para defender a mi marido de lo que yo creía eran acusaciones falsas, pero hace unos días un familiar en el que confío y sé que nunca se metería en nada si no viera una mínima veracidad en esos comentarios, también me ha advertido sobre este mismo tema. No sé qué hacer para salir de dudas, porque ahora ya no sé qué pensar. Él aparenta estar conmigo igual que siempre, cariñoso y atento, pero me sorprendo a mí misma observándole y buscando algún indicio que le delate. Necesito que me ayudes haciendo una consulta al tarot, y pase lo que pase, no quiero perder a mi marido, por eso me encomiendo a ti, Paloma.”

Cómo saber si tu marido no está siendo honesto en la relación

Enseguida que supe del problema de esta amiga, contacté con ella. Mantuvimos un pequeño intercambio de impresiones, y tal y como ella me pidió, pasé a realizar una lectura de tarot, con la que sacarla de dudas acerca de esa posible infidelidad de la que se acusaba al marido. Por desgracia las cartas mostraron que era cierto todo lo que le habían comentado. Sin embargo, el tarot también mostró la explicación a que el marido siguiera mostrándose cariñoso y atento con ella. Seguía enamorado de mi amiga, aunque la otra mujer le estaba haciendo un trabajo de atracción. Era este el motivo y no otro de que le estuviese siendo infiel: una inexplicable atracción que no podía controlar. Lo que le había llevado, además, a ser tan poco discreto y a que mucha gente hubiese podido observar lo que ocurría. Simplemente, ni él mismo sabía por qué mantenía aquellas relaciones incontroladas. Tengo que decir, que dentro del disgusto, mi amiga se sintió más tranquila y, como una mujer enamorada que era, sólo me pidió que salvase a su marido de la manipulación de aquella mujer. Para ello realicé un ritual de alejamiento, con el que romper el trabajo al que estaba siendo sometido el marido de mi amiga, y para potenciarlo, realicé un hechizo de magia blanca con miel para evitar una infidelidad. Mi amiga quedó tranquila cuando le dije que en menos de una semana su marido estaría totalmente a salvo del influjo de la otra mujer.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *