Llevamos tres años separados pero sigo enamorado de ella.

¿Cómo recuperar a mi exmujer?

“El corazón tiene razones que la razón no entiende”. ¡Qué gran verdad hay en esa frase! Hace un tiempo recibí una consulta en mi tarot online de un hombre que seguía enamorado de su exmujer. Hacía ya tiempo que todo había terminado y debería haber pasado página pero era incapaz. En lo más profundo de su corazón seguía enamorado y no sabía cómo recuperar a su exmujer.”Mi historia es la siguiente: Llevaba seis años casado con mi mujer, al principio todo fue bien pero poco a poco comenzamos a distanciarnos. Las peleas cada vez eran más habituales, cada vez conversábamos menos y poco a poco nos fuimos distanciando. Al final un día tuvimos una gran pelea y decidí irme de casa. Nunca más volví. Ahora estamos separados, no tuvimos hijos y hace mucho que no se nada de mi exmujer pero cuanto más tiempo pasa, más me doy cuenta de lo que la quise y que la sigo queriendo. Soy incapaz de pasar página. Sigo enamorado de ella y soy incapaz de estar con otra mujer. ¿Cómo recuperar a mi ex mujer? Ayúdame, Paloma.”
Me puse en contacto con este amigo y decidimos que debía hacer una lectura de tarot para saber qué es lo que sentía ella en este momento y qué podía hacer para recuperar a su exmujer. Al terminar mi lectura de tarot pude ver que esas dos personas se habían amado mucho, pero en este momento su vínculo ya había muerto. Ella era totalmente indiferente y no tenía ningún sentimiento por él. Le tenía como un recuerdo agradable a pesar del final tan difícil que habían tenido, pero eso era todo. Para ella, él era una etapa superada de su vida. Después de él había conocido a otros hombres pero en ese momento no había nadie en su corazón.
Dada la situación de los dos y la inexistencia de un vínculo emocional, le recomendé a mi amigo realizar un hechizo de amor con miel para conquistar a una mujer. De esa manera conseguiría que ella comenzase a recordar los buenos momentos que habían vivido juntos y con el tiempo, si él se acercaba a ella de la manera correcta, conseguiría que le diese otra oportunidad.
Realizó el hechizo todas las semanas durante un mes. Transcurrido ese tiempo, le recomendé que la llamase solo para saber qué tal estaba, quedar para tomar algo y ponerse al día. Se sorprendió mucho cuando ella aceptó la invitación y le dijo que tenía ganas de verle, que hacía mucho que no sabía nada de él y que le apetecía recordar los viejos tiempos.
Desde entonces no he vuelto a saber nada de mi amigo, lo cual suele significar que ya no necesita mi ayuda…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *