Los dos tenemos pareja

No hemos podido evitar enamorarnos

A veces el amor llega por los caminos más complicados. Una amiga que se ponía en contacto a través de mi tarot online me lo explicaba así: -Paloma, los dos tenemos pareja pero no hemos podido evitar enamorarnos-. Veamos su testimonio.

“Hola, Paloma. Me siento feliz, porque por fin sé lo que es amar y sentirse amada, pero esta experiencia tan maravillosa ha llegado en un momento bastante complicado. Tengo que decir que tengo pareja, pero que no es de él de quién estoy enamorada. Con mi pareja llevo más de dos años y aunque reconozco que es una buena persona y me trata bien, la relación siempre ha sido poco intensa, aunque, a pesar de ello, yo estaba convencida de que tarde o temprano acabaríamos casándonos y formando una familia. Sin embargo, hace cuatro meses, con motivo de un enlace familiar, nos visitó toda la familia de mi madre, y entre ellos estaba un primo segundo al que no había vuelto a ver desde que los dos éramos pequeños. Él venía acompañado de su prometida para la ocasión y aunque en un primer momento parecía que todo era normal, poco a poco la cosa se fue complicando.

Aunque estábamos rodeados de familiares, amigos y nuestras propias parejas, no pudimos evitar buscarnos a cada momento para coincidir aunque sólo fuera unos instantes. Ese día se convirtió en una dulce tortura para los dos, en algo muy especial que me hizo sentir cosas que nunca antes había experimentado. Él volvió al día siguiente a su ciudad, pero ya teníamos nuestros respectivos teléfonos, y cuando nos despedimos me dijo que dentro de una semana me llamaría.

Cumplió su promesa y me llamó. Entonces me preguntó si a lo largo de aquella semana después de nuestro encuentro, y de haber tenido tiempo para pensar, había sentido lo mismo que él. Estaba dispuesto a dejarlo todo, a dejar su relación porque se había dado cuenta de que lo que sentía por mí era lo que siempre había soñado que sería el amor. Yo no supe qué decirle, pero claro que sentía lo mismo por él.

Durante estos cuatro meses no hemos dejado de hablar ni un solo día, y de sentir que lo que sentimos es de verdad. Los dos coincidimos en que no queremos hacer daño a nuestras parejas, pero él tiene todo arreglado, incluso para el traslado de su puesto de trabajo, y no podemos esperar mucho más tiempo antes de dar el paso y romper nuestras relaciones. No sé cómo evitarles el dolor a mi novio y a la otra chica, por eso te pido consejo.”

Terminar una relación sin que la otra persona sufra

A veces, los sentimientos de culpa cuando queremos romper una relación hacen que todo sea mucho más doloroso y traumático. Cuando contacté con mi amiga le aconsejé realizar una lectura de tarot, y a través de las cartas pudimos ver que, efectivamente, había dado con el hombre de su vida, pero también que su actual pareja iba a pasarlo muy mal si no tomábamos precauciones. Por otro lado, la otra chica iba a ser un auténtico problema si no tomábamos esas mismas medidas. Sin más dilación, realicé sendos rituales de alejamiento, con los que conseguir que las respectivas parejas se desinteresaran voluntariamente y así evitar el malestar consiguiente. Ahora, por fin, mi amiga experimenta cada día una vida llena de amor con mayúsculas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *