Me arrepiento de comenzar una relación

Necesito que él rompa conmigo

Una amiga me explicaba su difícil relación con un chico al que había conocido hacía sólo unos meses. Así me lo explicaba ella cuando contactó conmigo en mi tarot online. Estaba arrepentida de comenzar esa relación y necesitaba que él rompiera con ella.

“Paloma, te pido ayuda porque no sé cómo salir de una situación en la que me encuentro. Me he arrepentido de comenzar una relación y necesito que él rompa conmigo cuanto antes. Al poco de conocer a este chico empezamos a salir, pero después me he ido dando cuenta de que es una persona bastante conflictiva. Intuyo que si intento dejarlo yo las cosas pueden ponerse bastante complicadas, ya que eso sería un golpe para su ego. Una amiga me ha recomendado que te pida que hagas un trabajo de alejamiento para que este chico se aparte de mí por decisión propia. Me ha asegurado que ya habías ayudado a otras personas en situaciones parecidas a la mía. Cuento con tu ayuda para salir de esta pesadilla.”

Acabar con una relación no deseada con un ritual de alejamiento

Al leer su mensaje sentí que efectivamente la situación de esta amiga era bastante delicada. En ocasiones resulta mucho más complicado salir de una relación que entrar en ella, en estos casos siempre hay que valorar la situación en su conjunto y para ello nada mejor que una lectura de tarot con la que reunir una información valiosísima a la hora de actuar eficazmente y encontrar la manera de terminar con el problema. Esto fue lo que aconsejé a esta amiga nada más contactar con ella. A través de las cartas pude confirmar el carácter ciertamente conflictivo de este chico, y lo acertada que había sido la decisión de ella en no dejarle ya que la ruptura hubiera sido tremendamente conflicitva, llegando a la violencia física. Seguidamente le expliqué que tendríamos que realizar un trabajo de alejamiento, pero que podía estar tranquila y dejarlo en mis manos. A través de un ritual íbamos a neutralizar cualquier reacción adversa que este chico pudiese tener hacia ella, y simplemente iba a experimentar un desinterés absoluto que le llevaría a romper la relación sin mayores tensiones. Mi amiga quedó más tranquila después de nuestra conversación y quedamos en volver a contactar al cabo de unas semanas.

Tal y como le había predicho, el chico fue alejándose de ella poco a poco y al cabo de dos semanas la relación era prácticamente nula. Ni siquiera le dio una explicación, simplemente dejó de llamarla por teléfono para quedar hasta que mi amiga se convenció de que la historia había terminado para siempre.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *