Me gusta mi jefe

Enamorada de un hombre de mi trabajo

Cómo averiguar si eres correspondida en el amor

Otra amiga que ha querido compartir su historia después de contactar en mi tarot online buscando un hechizo de magia blanca para lo que parecía de antemano una historia imposible.

Me gusta mi jefeNuestra amiga llevaba varios años trabajando en una empresa de importación y exportación como secretaria de dirección. Hace cuatro meses su jefe se jubiló y su lugar fue ocupado por otro hombre. Al principio no hubo una buena conexión entre ambos en el ámbito laboral, ya que éste venía dispuesto a hacer algunos cambios en la gestión y la forma de trabajo. Sin embargo al cabo de varias semanas nuestra amiga fue sintiéndose cada vez más cómoda en sus funciones y lo más sorprendente es que al cabo de dos meses se ha dado cuenta de que siente algo más que admiración por su jefe. Aunque él está casado, en alguna ocasión ha asistido de forma casual a  tensas discusiones telefónicas con su esposa, y  en el departamento son muchos los comentarios acerca de la mala relación que hay entre la pareja y a las escenas de celos que la mujer acostumbraba a hacer en el anterior destino que ocupaba su jefe entonces. Poco a poco nuestra amiga ha ido sintiendo mayor admiración y simpatía por su jefe. Pero también desea que él sea feliz por encima de todo, porque se da cuenta de que él no parece un hombre feliz y eso le produce mucha tristeza, ya que se ha ido enamorando poco a poco de él, aunque sabe que es un amor imposible.

Cómo conquistar a un hombre con un hechizo de magia blanca

Contacté rápidamente con esta amiga y conversamos largo y tendido sobre sus sentimientos. Noté que era un afecto verdaderamente desinteresado, y supe que estaba frente a una persona con una gran capacidad para amar y que podría ser el refugio perfecto para un corazón maltrecho por una relación tormentosa. Le aconsejé hacer una lectura de tarot, por si pudiera haber alguna puerta abierta en sus anhelos de amar y ser amada. Sorprendentemente las cartas aclararon una serie de cuestiones bastante relevantes. Por una parte, ella se había convertido para él en alguien muy especial que le transmitía paz. Por otro lado, las cartas mostraron que la relación de la pareja estaba a punto de saltar por los aires definitivamente, ya que ella había intentado quedarse embarazada para evitar que él no la abandonase,  y a raíz de aquello él había decidido dormir en habitaciones separadas, hasta decidir definitivamente si pedir el divorcio. Aconsejé a mi amiga la posibilidad de realizar un hechizo de magia blanca con azúcar para conquistar a un hombre, y aceptó mi propuesta.

Dieciocho días después de realizar el ritual de magia blanca, él se sinceró con ella y le dijo que llevaba diez días durmiendo en un hotel, que estaba tramitando su divorcio y que la necesitaba a su lado en estos momentos porque era la mujer más dulce que había conocido jamás y porque no quería pasar ni un momento más de su vida sin tener a alguien como ella a su lado.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *