Me quiere, pero su orgullo no le deja volver conmigo

Una amiga se ponía en contacto a través de mi tarot online, tras la ruptura de su pareja sentimental. Tras dos años de relación un problema puntual les hizo replantearse la situación y terminaron por ponerle fin. Pasado el tiempo ella me comenta absolutamente segura de sus palabras: Sé que él me quiere, pero su orgullo no le deja volver conmigo. Os muestro su caso, que ella ha querido compartir con nosotros para que pueda servir como ejemplo de lo que no debería pasar entre dos personas que se aman.

“Paloma, hace dos años y medio que conocí al que se convertiría en mi pareja al poco tiempo. Nuestra relación fue madurando de forma muy rápida, y al año de estar juntos hablamos de vivir juntos. Durante un año nuestra vida en común ha ido viento en popa. Coincidimos en la forma de entender nuestro proyecto de vida, en nuestras aficiones y además nos queremos. El problema surgió cuando mis padres me ofrecieron comentaron la posibilidad de adquirir una vivienda que, por ser heredada por mis familiares, podía resultarme una verdadera ganga. Ya que tengo un buen trabajo y un buen sueldo, me pareció muy bien aprovechar esta oportunidad. Al comentarlo con mi novio me dijo que no podíamos asumir ese gasto y yo le contesté que él no podía, al tener un sueldo bastante inferior al mío, pero que yo sí que podía asumir esa inversión y que el inmueble sería mío aunque los dos viviésemos en él. Al parecer esto ofendió mucho a mi novio que dijo sentirse menospreciado y que lo había hecho sentirse como si yo lo estuviese manteniendo. A raíz de aquello la convivencia se volvió un continuo reproche por su parte. Yo pensé que se le pasaría en unos días pero, lejos de eso, fue yendo a más hasta que comencé a sentirme realmente mal. Sentía auténtica ansiedad cuando tenía que volver a casa, así que le dije que iba a irme un tiempo a vivir con mis padres hasta encontrarme mejor. Esto fue el fin de nuestra relación, porque él me dijo que lo dejaba del todo. Paloma, no sé cómo solucionar esta situación, sé que él me quiere pero su orgullo no le deja volver conmigo. No quiero perderle porque sé que podemos ser muy felices juntos.”

Recuperar a la pareja por medio de un endulzamiento

Ésta amiga tenía por delante una difícil situación que afrontar. Hicimos una lectura de tarot para ver en qué punto sentimental se encontraba su chico. La parte buena era que la quería, sin embargo estaba realmente dolido y el tema económico parecía una brecha difícil de salvar. La diferencia de poder adquisitivo se había convertido en un obstáculo, ya que le hacía sentir inseguro frente a ella. Algo que nunca antes había resultado un hándicap pero que, a raíz de la historia de la compra de la vivienda, había estallado como una diferencia de status que no sabía gestionar sin sentirse inferior. Mi amiga me aseguró que para ella ese no era un tema importante, que no le importaba quién ganase más de los dos y que lo quería por otros motivos más valiosos. Decidimos que lo mejor sería realizar un endulzamiento, a fin de suavizar la situación y devolverla poco a poco a su origen.

Días más tardes estuvieron hablando con más tranquilidad, y mi amiga comenzó a notar otro ánimo en la visión que tenía su novio de la situación. Ella dice que no sabe cómo ha podido cambiar él tanto a raíz del trabajo que hicimos, pero ha vuelto a ser el hombre seguro de antes, capaz de demostrarle su amor sin el más mínimo reproche.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *