Mi esposo nunca está en casa

Tengo miedo de que me sea infiel

El miedo a perder a nuestra pareja puede llevarnos a situaciones de desconfianza. Debemos aprender a diferenciar entre el miedo claramente infundado o aquel en el que tenemos serios motivos para considerar que en nuestra pareja pueda estar sucediendo algo por lo que, realmente, debemos preocuparnos. A mi tarot online, llegó el testimonio de una amiga que decía así: -Mi esposo nunca está en casa y tengo miedo de que pueda serme infiel-. Veamos de qué manera nos hacía esta amiga partícipes de su historia.

“Hola Paloma, soy una señora casada y hasta hace un año nunca había tenido motivos para sospechar que mi marido me hubiera podido ser infiel en ningún momento. A comienzos de este año en su empresa hicieron algunos cambios y él se vio afectado por ellos. Desde entonces, a causa de los viajes de trabajo que debe hacer, se ve obligado a dormir fuera de casa dos días a la semana. Al principio a todos nos costó mucho acostumbrarnos a esta situación, él mismo no lo llevaba nada bien. Sin embargo, de unos meses a esta parte, los viajes se han hecho más continuos, por lo que debe pasar hasta cuatro noches fuera de casa. El problema está en que no encuentro a mi esposo con ese desánimo que tenía cuando comenzó con esto de los viajes, más bien le veo encantado, y si alguna vez le comento que me gustaría que pudiera quedarse en casa se pone a la defensiva diciendo que el trabajo es lo más importante en estos momentos. Ahora que mi marido nunca está en casa, tengo miedo de que pueda serme infiel. Mi intuición me dice que algo está pasando y necesito que me ayudes a averiguarlo, Paloma.”

Cómo evitar la infidelidad cuando la pareja viaja y pasa mucho tiempo fuera

Por la forma en que esta amiga me explicó algunos detalles de su relación, me pareció que sus sospechas no parecían provenir de una persona insegura, sino de una mujer que conoce bien a su esposo y sabe cuándo algo no cuadra del todo. Para salir de dudas, aconsejé comenzar por una lectura de tarot, de este modo averiguaríamos todos los detalles de los viajes del esposo, así como los sentimientos que tenía hacia la esposa. Las cartas dejaron al descubierto una serie de mentiras que mi amiga no sospechaba. En realidad, los viajes de trabajo seguían siendo los mismos de siempre: dos en semana. El marido de mi amiga estaba manteniendo una relación con otra mujer y pasaba dos noches en semana con ella, aprovechando la coartada que le proporcionaba los viajes de empresa. Mi amiga se quedó totalmente rota tras estas noticias y le pregunté qué quería hacer con su matrimonio tras saber de la infidelidad y el engaño de su marido. Después de pensarlo, decidió que quería apostar por recuperar su relación y me pidió ayuda para ello. Entonces realicé un ritual de alejamiento, con el que el marido perdería toda ilusión por la otra mujer, y además, realicé un hechizo de magia blanca con azúcar para reforzar la relación de pareja. Quince días más tarde mi amiga se puso en contacto para comunicarme que su marido le había contado que tuvo un momento de debilidad pero que necesitaba que ella lo supiera y le diese otra oportunidad, porque ella era lo más importante de su vida y lamentaba haber tenido que darse cuenta de ello tan tarde. Mi amiga nunca le dijo a su esposo que lo sabía todo, pero le dijo que debían comenzar de cero y volver a ser felices como antes.

2 Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *