Mi matrimonio se ha roto tras una mala racha

Me he separado de mi marido

En ocasiones, pueden hacer más daño a una relación un continuo ir y venir de pequeños problemas o conflictos, que una situación verdaderamente grave. -Mi matrimonio se ha roto tras una mala racha-. Estas palabras llegaban a mi tarot online, de manos de una amiga que me explicaba de esta manera cómo, las pequeñas disputas, habían ido minando poco a poco su matrimonio, hasta hacerlo naufragar. La historia continua así:

Mi marido quiere la separación

“Querida, Paloma. Necesito que me ayudes con un problema de pareja bastante grave. Mi matrimonio se ha roto tras una mala racha en la que no hemos dejado de discutir y estar constantemente tensos y de mal humor. A causa de esto nuestras relaciones íntimas han sido inexistentes, porque yo siempre rechazaba a mi marido cuando intentaba algo conmigo, ya que no me apetecía nada después de estar durante días con malas caras. Hace dos semanas mi marido me dijo que lo había pensado y quería la separación. Él sigue aún en casa, pero no existe ningún tipo de diálogo entre nosotros, simplemente parece que uno de los dos dé el paso de decidir cómo llevar a cabo esta separación. Me siento incapaz de hacer o decir nada, sólo quisiera despertarme por la mañana y que todo esto hubiese sido sólo un mal sueño. Sé que le quiero y no me imagino cómo sería mi vida sin él. Sin embargo, me siento incapaz de mover un dedo”.

Cómo salvar una pareja en crisis

A veces pensamos que no podemos hacer nada para solucionar una situación que nos paraliza. Sin embargo, reconocer el problema y pedir ayuda ya es hacer algo. Cuando me puse en contacto con esta amiga le pregunté sobre los momentos felices de su vida matrimonial y ella me explicó que fueron muchísimos, que casi se le había olvidado, pero que los dos habían sido siempre muy cómplices, y que recordaba muchas risas y momentos preciosos vividos en común. Se notaba en sus palabras que el suyo había sido un matrimonio con sólidos pilares. Le recomendé realizar una lectura de tarot, para cerciorarnos de cuál era la situación actual. Las cartas corroboraron sus palabras, efectivamente, eran una pareja con sólidos lazos, con una buena capacidad de comunicación y que, no se sabía cómo, estaban pasando una pequeña racha. Le dije a esta amiga que, a veces, estas crisis ayudan a fortalecer la pareja aún más, lo importante era salir indemnes de ella. Para ayudar a superar el bache actual decidí realizar un hechizo de magia blanca con azúcar para reforzar la pareja, con este ritual conseguiríamos hacer resurgir esos lazos que ya estaban, pero que habían olvidado. Además, realicé también un ritual de endulzamiento, de esta manera desaparecerían las tensiones y volvería la fluidez a la relación.

Mi amiga recobró el ánimo y quedamos en hablar en poco tiempo. Al cabo de unas semanas supe que los planes de separación estaban absolutamente descartados, no habían vuelto a mantener ninguna discusión y ambos se estaban volviendo a reencontrar con el otro.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *