Mi novio ha dejado de hacerme regalos

Temo que ya no tenga interés en mí

Mi novio ha dejado de hacerme regalosUna amiga contactaba a través de mi tarot online, para solicitar mi ayuda. Decía así: -Paloma, mi novio ha dejado de agasajarme con regalos y viajes románticos por todo el mundo y temo que se esté apagando su interés-. Veamos su testimonio completo y cómo resolvimos su problema.

“Hola, Paloma. Mantengo una relación con un hombre mayor que yo de un nivel económico importante. Desde el comienzo de nuestra relación, hace ahora nueve meses, no ha dejado de mostrarme su amor haciéndome regalos inesperados y carísimos. Nuestra historia ha estado siempre plena de romanticismo y me ha dado todo lo que una mujer puede desear de su hombre. Sin embargo, desde hace varias semanas he notado un cambio en él. Sobre todo, ya no ha vuelto a tener ninguna sorpresa de las suyas con la que tanto disfrutábamos los dos, desde un fin de semana a París o comprar todas las butacas de una sala de cine para ver los dos solos una película. No sé si este cambio se debe a que su interés por mí está enfriándose o tal vez haya conocido a otra persona. Le quiero muchísimo y no quiero perderlo, por eso me gustaría averiguar qué está sucediendo realmente y cómo se puede arreglar para que todo vuelva a ser como antes.”

Cómo saber si aún le interesas a tu pareja

La inseguridad es algo que puede aparecer en quien teme perder lo que tiene, aunque siempre  advierto que no podemos dejar que el temor consiga paralizarnos y llevarnos a la infelicidad. Al contactar con esta amiga estuvimos intercambiando impresiones sobre su relación y, finalmente, le propuse realizar una lectura de tarot,  para así salir rápidamente de dudas sobre la incertidumbre que tenía acerca de los sentimientos que su pareja le profesaba. Las cartas mostraron que su novio estaba pasando por una etapa bastante complicada en los negocios. Si bien su posición no estaba en peligro, sí que había acometido una serie de operaciones bastante arriesgadas que le mantenían en vilo a él y a sus asesores. Era este y no otro el motivo de ese cambio. Su mente estaba ahora en modo trabajo y no podía pensar en nada más, a pesar de que estaba realmente enamorado de mi amiga. Al saber esto ella se sintió bastante aliviada, al mismo tiempo que se preocupaba por la tensión que estaba soportando su novio. Para tranquilizarla le ofrecí realizar un ritual de endulzamiento, con el que atraer la atención de su novio de nuevo hacia la relación y darse así un respiro. Enseguida mi amiga notó este cambio. Su novio volvía a estar más solícito y relajado, y ella sólo deseaba tener un fin de semana en el que disfrutar de la tranquilidad y la intimidad de la pareja y demostrarle que ella podía ser ese lugar donde encontrar la paz en los momentos más difíciles.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *