Mi novio se ha ido a trabajar fuera

Cada vez lo noto más distanciado

Mi novio se ha ido a trabajar fueraDicen que la distancia puede convertirse en olvido. Una amiga me decía: -Mi novio se ha marchado a trabajar fuera y cada vez lo siento más distante en nuestra relación. Os dejo el resto de su historia que ella misma me hizo llegar a mi tarot online.

Nuestra relación se ha enfriado

“Querida Paloma, mi novio se ha marchado a trabajar fuera y cada vez lo siento más distanciado en nuestra relación. Llevamos cuatro años de relación y estábamos esperando a reunir un poco más de dinero para poder comprarnos un piso e irnos a vivir juntos. Este es el motivo por el que él aceptó marcharse de forma temporal para realizar este trabajo, que le reportaría mayores ingresos pero nuestra relación se ha enfriado. La tristeza que los dos teníamos por la separación sólo era más llevadera porque los dos sabíamos que en poco tiempo íbamos a poder casarnos y estar juntos del todo. Ahora no sé si, esa separación va a suponer justo lo contrario ya que, últimamente, noto a mi novio muy frío cuando hablamos por teléfono. No sé si ha podido conocer a otra mujer, o qué está pasando con sus sentimientos. Por favor, Paloma, necesito que todo vuelva a ser como antes entre nosotros, por eso te pido que me ayudes.”

Cómo averiguar si tu pareja te sigue amando

Cuando contacté con esta amiga se encontraba bastante preocupada por la situación que estaba viviendo. Sin más dilación le aconsejé realizar una lectura de tarot,  para clarificar las dudas que tenía con respecto a los sentimientos de su novio, y poder actuar en consecuencia. Las cartas mostraron, efectivamente, que los sentimientos del novio estaban pasando por un bache. En el nuevo destino había conocido a una chica con la que, en principio, su única intención era matar un poco el tiempo de soledad pero que, poco a poco, había comenzado a gustarle más de lo esperado, hasta el punto de hacerle dudar sobre los sentimientos que tenía hacia su novia. Mi amiga se llevó un gran disgusto, y me rogó que la ayudara a acabar con esa situación. Para ello realicé un ritual de alejamiento, a fin de poner distancia entre la otra mujer y su novio, a la par que realicé un ritual de sueño, con el que él recobraría la intensidad con la que siempre había mantenido la imagen y los sentimientos hacia su novia.

A los ocho días mi amiga se puso nuevamente en contacto para darme las gracias y contarme que su chico la había estado llamando durante toda la semana con una ilusión renovada, y que le había pedido que adelantaran la fecha de la boda porque quería regresar lo antes posible.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *