Mi pareja no atiende a mis mensajes

Tras nuestra discusión, no recibe mis llamadas

Mi pareja no atiendeA mi tarot online, llegó esta petición de ayuda de una amiga: -Mi pareja no atiende a mis llamadas o mensajes tras una discusión-. Sin duda, esta amiga estaba en plena crisis en la pareja, así que me puse rápidamente en contacto con ella. Veamos el resto de su petición de ayuda y cómo nos cuenta los pormenores de su historia.

“Hola Paloma, me encuentro en un momento de desesperación, hace diez días que mi pareja y yo nos enfadamos por culpa de mis celos y ahora mi pareja no atiende a mis llamadas o mensajes tras nuestra discusión. Aunque sigo pensando que tengo motivos para estar enfadada con él y creo que debería disculparse y darme una explicación, no soporto la idea de no volver a saber nada de él. Hace dos años que vivimos juntos y él ha abandonado nuestra casa y sé que se está alojando en casa de un amigo. También sé que sus padres no saben nada de nuestra situación, entre otras cosas porque él tendría que admitir que no se ha comportado bien. Todo comenzó cuando le recriminé que hubiese llegado tarde a casa por acompañar a una compañera de trabajo que los dos sabemos que a ella le gusta mi pareja. Él me dijo que no soportaba que fuera tan desconfiada, pero sé que si por ella fuera no dudaría en liarse con mi chico y me pareció que llevarla a su casa en coche era arriesgarse demasiado, y más sabiendo que no me gusta ni que se acerque a él. Ayúdame a apartar a esa chica de mi pareja y a que mi chico recapacite y vuelva a casa.”

Cómo alejar de nuestra pareja a personas que hacen peligrar nuestra relación

Cuando contacté con esta amiga le propuse realizar una lectura de tarot, para poder averiguar en qué momento sentimental se hallaba su pareja y cómo debíamos enfocar la solución del problema. Las cartas mostraron que su pareja se sentía algo desorientada. Si bien la amaba aún, también era cierto que, en los últimos meses, se había estado cuestionando su futuro sentimental. En realidad, el incidente de la compañera de trabajo lo había provocado él mismo porque necesitaba tener una excusa para tomar un poco de distancia y decidir qué deseaba hacer realmente. Mi amiga quedó bastante sorprendida, y sobre todo, muy abatida tras enterarse de esta noticia. Pero sobre la marcha me pidió que hiciera todo lo posible por conseguir que su pareja volviera de nuevo a su lado. Entonces realicé un ritual de sueño, con el que la imagen de mi amiga acudiría a cada pensamiento de su chico, y un hechizo de magia blanca con canela para afianzar los lazos de la pareja. Aunque la compañera de trabajo era, en realidad, un problema sin apenas importancia, realicé un ritual de alejamiento para evitar futuros episodios y malos entendidos. A las tres semanas mi amiga me confirmó que su chico estaba muy cambiado. Volvió a casa dos días después de nuestra conversación y día tras día había ido cambiando a mejor su disposición hacía su vida en pareja.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *