Mi prima está enamorada de mi novio

Quiero que se aleje de mi pareja

hechizo de alejamiento

hechizo de alejamiento

No resulta nada agradable que en la propia familia pueda existir algún miembro capaz de robarte, o al menos intentarlo, el amor de tu pareja. Sin embargo, estos casos son más habituales de lo que imaginamos. Una amiga contactaba, a través de mi tarot online, para que le realizara un ritual de alejamiento a un familiar que se había convertido en un peligro para su relación. Me decía así: -Paloma, mi prima está enamorada de mi novio y quiero que se aleje-. Veamos qué ocurría y cómo nos hacía llegar su historia.

“Hola, Paloma. Estoy muy enamorada de mi novio y nos va genial desde que comenzamos nuestra relación hace dos años, pero hace poco me enteré por una prima que a su hermana siempre le había gustado mi chico. Como quien no le daba importancia le fui sacando más información a esta prima, hasta que me confesó que su hermana estaba enamorada de mi novio, pero que por favor no comentara nada con nadie más de la familia. Según ella no tenía nada de malo, y no debía temer que su hermana intentara nada con mi chico, pero a partir de entonces no he dejado de fijarme en mi otra prima cuando habla o está cerca de mi novio y me he dado cuenta de que no es tan inocente como su hermana piensa. Necesito que esta prima se aleje de mi pareja porque no quiero que vayamos a tener problemas.”

Alejarse discretamente de un familiar que pone en riesgo tu relación de pareja

Mi amiga tenía las ideas bastante claras. Su relación de pareja estaba por encima de cualquier relación familiar, y más si existían secretos e intenciones dudosas. Antes de realizar cualquier ritual para alejar a la prima, realicé una lectura de tarot, y así comprobar si efectivamente todo cuanto le había contado la otra prima era cierto y hasta qué punto ese familiar suponía un riesgo para su relación de pareja. Las castas no dejaron ni un resquicio de duda, e incluso mostró que su novio ya se había dado cuenta de alguna que otra indirecta por parte de la prima, pero había optado por decir nada y hacerse el despistado para no crear mal ambiente en la familia. De modo que, tras esta comprobación, realicé un ritual de alejamiento, y mi amiga no se demoró mucho en comunicarme, días después, que su prima había desaparecido como por arte de magia y ya apenas mantenían el contacto. Además de la distancia física, pude asegurarle a mi amiga que, era cuestión de tiempo que la prima dejara de sentir aquel sentimiento por su novio, por lo que podía dar el tema por zanjado.

2 Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *