No consigo encontrar pareja

Necesito ayuda en el amor

A veces somos incapaces de encontrar lo que buscamos simplemente porque no estamos mirando de la forma adecuada. No importa cuánto deseemos encontrar pareja, a veces es necesaria un poco de ayuda en el amor. En mi consulta de tarot online veo constantemente cómo un sencillo hechizo de amor puede conseguir cambiar el curso de una vida para siempre. Este es el caso de una persona a la que atendí hace poco:

“Hola Paloma. Me llamo Clara y llevo muchos años buscando el amor pero no consigo encontrarlo. No sé qué me sucede pero desde que rompí con mi último novio hace ya seis años no consigo encontrar pareja. He conocido a muchos hombres y he tenido varias relaciones más o menos serias pero todas han terminado mal, a veces por circunstancias externas a la pareja y otras por incompatibilidad. Necesito ayuda para encontrar el amor, estoy cansada de buscar a alguien que realmente valga la pena y me haga sentir mariposas en el estómago, qué puedo hacer?”

Un hechizo para encontrar el amor

Hablé con esta amiga y decidimos que debía realizar una lectura de tarot para descubrir cuál era el problema si realmente existía. Al terminar la tirada pude ver que esta mujer había sufrido mucho con su vida sentimental. Efectivamente había conocido el amor y luchaba por encontrarlo de nuevo pero en su vida había un bloqueo que no le permitía avanzar en las relaciones: antes o después todas se malograban por esa falta de conexión. Solo necesitaba un poco de ayuda, un hechizo que pudiera sacarla de ese bache del que no era capaz de salir sola. Le recomendé que realizara un hechizo de amor con miel para encontrar el amor, de esa manera conseguiría terminar con esa situación de bloqueo en su corazón que la tenía atrapada en una vida sin amor.

Le expliqué qué era lo que necesitaba, cómo debía realizar el ritual y cuál era el momento más adecuado. Al terminar el hechizo me escribió para contarme que de alguna manera se había sentido liberada, como si hubiese soltado una carga que llevaba arrastrando desde hacía tiempo. Algo había cambiado en su interior y ahora era el momento de empezar una nueva vida.

Meses después me escribió un mail para contarme que las cosas habían cambiado. Había encontrado una pareja y estaban comenzando una relación. Sin prisas, sin presión y sin ataduras. Poco a poco para evitar los errores del pasado. Las cosas empezaban a ir bien y esta vez ella había empezado a sentir emociones que tenía olvidadas y que había recuperado con un poco de ayuda.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *