Significado de Condicionamientos en una lectura de Tarot Osho

La carta de los prejuicios y las opiniones de los demás

Esta carta del Tarot Osho nos muestra un león rodeado de corderos, vestido como uno de ellos. Siempre que aparece en una lectura de tarot, recuerdo una antigua fábula zen sobre un león que fué criado por una oveja, dentro del rebaño y siempre pensó que era una de ellas hasta que un viejo león lo capturó, lo llevó a un pozo y le obligó a observar su propia imagen reflejada por el agua.

Significado de Condicionamientos en una lectura de Tarot OshoEn muchas ocasiones podemos ser como ese león. La imagen que tenemos sobre nosotros mismos no es la de nuestras propias experiencias vitales, sino la que los demás nos transmiten de nosotros. Nuestro entorno nos condiciona y las opiniones de los demás pueden pesar más en nuestra vida que la propia.

Tendemos a ser una parte de un grupo, una oveja dentro de su rebaño sin ser capaces de ver nuestra propia naturaleza y todo lo que nos estamos perdiendo por no ser capaces de salir de ese grupo que nos protege, pero a la vez nos aprisiona.

Interpretación de los condicionamientos en una lectura de tarot Osho

Cuando aparece la carta del condicionamiento en una lectura de tarot es el momento de observar nuestro propio reflejo en el pozo y ver si realmente estamos en el lugar que nos corresponde en la vida o debemos encontrar nuestro sitio, olvidando los condicionamientos que nos han impuesto los demás.

Es el momento de abrir la mente, perder los prejuicios y las concepciones cuadriculadas que no nos permiten ver más allá. Es necesario abandonar la personalidad para encontrar la individualidad.

La individualidad se genera con la existencia. La personalidad la fabrica nuestro entorno, es una conveniencia social, una forma aprendida de actuar para encajar mejor en nuestro entorno y sentirnos protegidos e integrados.

Puede resultar muy cómodo y seguro mantenerse dentro de un grupo, pero para encontrarnos a nosotros mismos debemos ser capaces de mirar más allá, soltar amarras y desprendernos de todos los estereotipos aprendidos para abrir nuestra mente y descubrir qué somos y qué queremos hacer realmente.

Todos nacemos leones, libres de prejuicios y condicionantes pero la sociedad poco a poco nos va inculcando unos valores y una forma de actuar que terminamos por tomar como nuestras, convirtiéndonos con el tiempo en ovejas, con una personalidad agradable, educada, obediente y fácil de llevar.

La sociedad necesita gente conformista para mantenerse, la carta de los condicionamientos nos llama a romper las barreras y descubrir qué es lo que queremos de verdad.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *