Significado de El Juego en una lectura de Tarot Osho

La carta de la inocencia y la ilusión

El mensaje de esta carta en una lectura de tarot Osho es muy claro. La vida es un juego y como tal hay que tomarla, una vez que somos conscientes de que nada es tan importante, la vida nos da más y más oportunidades para disfrutar de este juego.

Significado de El Juego en una lectura de tarot OshoLa imagen de esta carta de tarot Osho no puede ser más representativa: un payaso jugando, disfrutando del gozo de estar vivo, como un niño que descubre el mundo que le rodea o una mariposa que al fin sale de su capullo para abrir sus alas y volar. Es una carta que nos retrotrae a la infancia, la inocencia y el placer del descubrimiento de las cosas pequeñas. En una lectura de tarot esta carta invita a recuperar la visión de un niño, capaz de disfrutar de las cosas más simples sin preocuparse del futuro.

Interpretación de el juego en una lectura de tarot Osho

Cuando este paje de fuego aparece en una lectura de tarot es una señal de que estamos preparados para lo nuevo, hay cosas maravillosas en el horizonte que podrán hacernos muy felices si somos capaces de disfrutarlas, recuperar la inocencia será la clave para dar la bienvenida a ese regalo que es la vida y que se aproxima con novedades.

En el momento en que la vida se transforma en algo serio, nuestro corazón comienza a cargar con un peso que somos incapaces de soltar. Sólo cuando rompemos esa visión y volvemos a verlo todo de una manera simple y sin complicaciones nos liberamos de esas cargas. Es necesario volver a ser Peter Pan, romper con las ataduras autoimpuestas y disfrutar de todos esos momentos que nos brinda la vida y que dejamos escapar por ser incapaces de verlos.

La seriedad sobria, organizada y aburrida es la que ha hecho el mundo en el que vivimos, las reglas, el trabajo y el orden han construido nuestra sociedad, pero no nuestra alma. Por eso es necesario liberarse en ocasiones de ese traje de hombre serio y dejar que nuestra alma fluya, para poder estar en contacto con lo que somos realmente, no lo que se espera que seamos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *