Significado de la Comparación en una lectura de tarot Osho

Una carta para ser mejor persona

En esta carta de tarot Osho aparecen frente a frente un tronco de roble y una rama de bambú, sin comienzo ni final, dos trozos sin nada de particular lado a lado. El significado de la carta de Comparación en una lectura de tarot es muy simple, todos tenemos cualidades positivas y negativas, todos somos entidades completas en nosotros mismos y es absurdo mirarse en los demás, nadie es netamente “mejor” o “peor” que otro. La envidia o el orgullo por ser como somos es absurdo, no es mérito nuestro y ninguna cualidad es negativa o positiva por sí misma.

Significado de la Comparación en una lectura de tarot OshoNadie diría jamás que un bambú es más hermoso que un roble, o que el roble es más necesario que un bambú. El bambú no desearía ser duro y grueso como un roble, y el roble no desea ser hueco y flexible como el bambú, cada uno tiene sus propias cualidades y nada le hace desear nada de lo que el otro tiene. La idea de que dos árboles se comparen es ridícula, y sin embargo nosotros lo hacemos constantemente.

Interpretación de la Comparación en una lectura de tarot

Debemos ser realistas, siempre habrá alguien más inteligente, más hermoso, más fuerte o con más talento que nosotros y a la inversa también habrá alguien que sea menos que tú en cualquier campo, pero eso no puede ser la forma en la que nos encontramos a nosotros mismos.

No debemos buscarnos en los demás, comparando lo que somos con lo que son el resto para sentirnos mejor, eso solo nos llevará a una insatisfacción constante porque siempre habrá alguien que nos supere en cualquier campo, sea el que sea.

Debemos mirarnos a nosotros mismos, en nuestro interior hacer examen para saber si estamos alcanzando todo nuestro potencial, es la única manera de llegar a realizarnos como personas.

Al igual que Gulliver en sus viajes, si nos encontramos entre enanos no debemos sentirnos gigantes, o si estamos entre gigantes sentirnos enanos, Gulliver era siempre la misma persona, mirarse en su entorno no le ayudaba a encontrarse a sí mismo, sino a perder el sentido de lo que és y de su propia realidad.

Comparar siempre implica superioridad o inferioridad y ambas son negativas, pueden hacernos prepotentes o acomplejados, nada de eso tiene un fin positivo. Para ser nosotros mismos, vivir sin condicionantes y aceptarnos libremente debemos aprender a dejar de compararnos, cada cual es como es y vive la vida que quiere y puede vivir, de nada sirve mirarse en los demás ya que no hay nada positivo que descubrir.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *