Significado de las proyecciones en una lectura de tarot Osho

Significado de las proyecciones. Cartomancia Osho. La carta que habla de nuestra imagen ante los demás

El significado de las proyecciones está implícito en su imagen. Aparecen un hombre y una mujer mirándose de frente aunque no son capaces de verse mutuamente de una forma clara. Cuando este símbolo aparece en una lectura de tarot nos indica que la imagen que proyectamos de nosotros mismos a los demás no les permite vernos tal como somos, que nuestra máscara no permite que salga a la luz nuestro verdadero yo. Cuando aparece la carta de las proyecciones en una consulta de tarot online es el momento de quitarse los tapujos y ser claro.

Significado de Proyecciones en una lectura de tarot Osho Todos podemos acabar atrapados dentro del personaje que creamos para los demás, no somos la misma persona frente a nuestros padres, nuestros amigos, nuestro jefe o nuestra pareja. Tomamos partes de nuestra personalidad diferentes y mostramos a cada uno una faceta en concreto. Ese es el significado de las proyecciones cuando aparece en una consulta de tarot online Todas ellas tienen una parte de nosotros pero en muchas ocasiones también hay una parte inventada que oculta lo que no queremos mostrar y muestra cosas que no son nuestras. Puede llegar a darse el caso de que la mayor parte de lo que mostramos no es inherente a nosotros mismos sino que se trata de una máscara creada para ocultar nuestras debilidades, intentar agradar o impresionar a aquellos con los que nos relacionamos.

Significado de las proyecciones en una lectura de tarot Osho

Al aparecer esta carta en una lectura de tarot nos muestra que no somos conscientes de nuestras espectativas, anhelos y valores, que estamos más pendientes de lo que los demás puedan pensar de nosotros que de ser nosotros mismos. Nuestra vida ha dejado de girar en torno a nuestra propia existencia para pasar a hacerlo en torno a la opinión de los demás.

Somos animales sociales, esa es la esencia del significado de las proyecciones, nuestro estado natural es la vida en sociedad, no estamos preparados para vivir solos y necesitamos sentirnos integrados en un grupo, eso hace que en ocasiones nos esforcemos por proyectar una imagen de nosotros mismos más amable con las expectativas del grupo que con lo que realmente somos. Es inevitable generar ese tipo de proyecciones hacia los demás, una persona brutalmente sincera jamás podrá integrarse en un grupo. Debemos callar parte de lo que pensamos, adornar otra parte y en ocasiones dar una opinión que no es la nuestra, pero nada de eso debe interiorizarse. Nuestro “yo” más auténtico no debe cambiar en base a lo que puedan pensar aquellos que nos rodean.

La única manera de integrarse con los demás y mantener intacto lo que realmente somos es reconocer que la proyección no es más que un juego y que nunca debe calar. Somos lo que somos y eso es invariable, necesitamos sentirnos integrados y haremos un esfuerzo, pero siempre de cara a la galería, nunca intentando cambiarnos primero porque es imposible conseguirlo y segundo porque a la larga nunca funciona. Lo que somos termina por salir a relucir como una gota de aceite en un vaso de agua.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *