Sospecho que mi marido tiene una aventura con una compañera de trabajo

Dudas sobre la fidelidad del esposo

A principios de este verano recibí una consulta en mi tarot online en la que una mujer me pedía ayuda para un caso que se presenta con bastante frecuencia, tenía la sospecha de que su marido estaba teniendo una aventura en su trabajo, esta es su historia:

“Hola Paloma, necesito que me ayudes. Desde hace ya un tiempo noto a mi marido raro, no es el de siempre. Está más lejano, más reservado y frío. Ha perdido el interés por mí y no sabía por qué hasta hace una semana. Mientras se estaba duchando le cogí el móvil de la empresa, que nunca suelta para nada y pude ver que tenía varios wassaps con una compañera de trabajo bastante subidos de tono. Por lo que pude leer no ha pasado nada entre ellos aún, pero estoy desesperada. Ella es una chica joven, de buen aspecto y soltera. Si no consigo que las cosas cambien veo que va a destrozar nuestro matrimonio, tengo una hija de 7 años y estoy desesperada, no sé qué hacer”

Me puse en contacto con ella tan pronto como me fué posible, y decidimos tras una breve charla realizar una lectura de tarot para saber qué estaba pasando y qué debía hacer. Efectivamente en la lectura pude ver que había una amenaza seria para ese matrimonio. Aún no se había consolidado, estaban jugando ya que él seguía teniendo sus reservas al respecto y para ella no era más que un pasatiempo pero la atracción entre ellos era real y si no lo evitábamos a tiempo era muy probable que ese hombre terminara por cometer un error del que se arrepentiría toda la vida.

Tras concluir la lectura de tarot le recomendé a esa mujer que realizara un hechizo de amor con azúcar para evitar una infidelidad. Por las condiciones específicas de su caso era el más adecuado y estaba a tiempo de evitar una catástrofe. Este hechizo potenciaría los sentimientos dentro de ese vínculo de pareja potenciando los sentimientos de recelo y remordimiento de ese hombre y haría que esa otra mujer perdiera el interés en su marido.

Lo realizó y tras unos días decidimos ver qué estaba pasando. Pude ver que en este caso al estar ellos dos siempre juntos iba a ser algo más complicado alejar a esa mujer de su marido, por lo que le recomendé que reforzara el ritual durante al menos un ciclo lunar realizándolo todas las semanas y yo por mi parte hice un ritual de alejamiento para reforzar el efecto del primer ritual.

En un mes todo había terminado, su marido volvió a ser el de siempre y esa mujer perdió el interés, buscó otro hombre con el que jugar y todo volvió a la normalidad. Dado que realmente no había sucedido nada, le recomendé a mi amiga que no fuese dura con su marido ni le guardase rencor. Ella decidió fingir que nunca supo nada y a día de hoy son una pareja normal, aunque solo ella y yo sabemos lo cerca que estuvieron de que todo se acabase por una tontería.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *