Una antigua novia de mi marido quiere seducirlo

Una amiga contacta a través de mi tarot online, buscando la forma de solucionar un problema que tenía en su matrimonio. Decía así: -Paloma, una antigua novia de mi marido está intentando seducirlo-. Veamos la historia completa.

“Hola, Paloma. Llevo dos años y medio de feliz matrimonio y hasta este momento nunca había tenido un solo problema en mi pareja. Mi esposo y yo nos conocimos en mi ciudad, hace cuatro años, cuando él vino buscando labrarse un futuro laboral más próspero. Lo cierto es que lo consiguió y además de eso nos conocimos y nos enamoramos locamente. Ahora estamos pensando en marcharnos a vivir a su ciudad, por lo que hemos estado en varias ocasiones para estudiar cómo sería el traslado del negocio. En estas visitas mi marido ha aprovechado para reencontrarse con los amigos de toda la vida, y para mi sorpresa  he podido ver con mis propios ojos cómo flirteaba con él su antigua novia, que sigue formando parte de ese grupo. En las sucesivas visitas sus poses seductoras y sus indirectas han ido a más, y ni siquiera mi presencia ha hecho que disimule un poco. Me preocupa muchísimo este tema y no sé si lo de mudarnos de ciudad va a ser buena idea, porque no quiero poner en riesgo mi matrimonio y la felicidad que tenemos los dos en este momento, ya que veo, claramente, que esta mujer va a ser un problema en nuestra vida.”

Interferencias en la pareja con personas del pasado

A veces, todo el amor del mundo es insuficiente para salvar la salud y la felicidad de la pareja del influjo de personas nocivas, por eso es mejor tomar medidas antes de tener que lamentarnos. Cuando contacté con mi amiga noté que estaba convencida de que la otra mujer era una presencia bastante peligrosa en su historia. Le aconsejé realizar una lectura de tarot, para asegurarnos de las intenciones y el poder de esta persona sobre su pareja. Las cartas mostraron que había sido ella la que puso fin a la relación con el que ahora es el marido de mi amiga. La mujer sentía mucha atracción por él, pero tenía muy claro que necesitaba a un hombre que pudiera darle una vida acomodada, y en aquella época esto estaba lejos de ser así. Fue eso lo que motivó al esposo a ir en busca del éxito económico, pero por el camino se enamoró de una persona excepcional: mi amiga. Ahora era un hombre realmente feliz y sabía que lo amaban por él mismo y no por lo que tenía. Sus sentimientos estaban claros, pero la otra mujer iba a ser una molestia para la pareja si no hacíamos algo para remediarlo. Por eso decidí realizar un ritual de alejamiento, con el fin de eliminar por completo de la escena a la ex novia. Las cartas mostraron la conveniencia de ese cambio de domicilio, ya que iba a ser aún mejor para el negocio. Pocas semanas después mi amiga me confirmó que no habían vuelto a saber nada de la mujer, ya que había dejado de frecuentar, incluso, al grupo de amigos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *