¿Volveré a verle?

Es curioso cómo nos llega el amor… En ocasiones basta pasar un día con esa persona especial para darnos cuenta de que es el amor de nuestra vida. Una sola noche es suficiente para enamorarse perdidamente para toda la vida de la persona adecuada, lo veo en mi tarot constantemente. El problema viene cuando tras una noche perfecta no volvemos a saber nada de la otra persona. “Volveré a verle?” es una pregunta que nos puede martillear la cabeza sin descanso. Pocas cosas dan tanta sensación de ansiedad y frustración como la inseguridad de no saber si volveré a verle. Afortunadamente el tarot es un medio muy bueno para responder esta duda. De una sola tirada se despeja la pregunta de una vez y para siempre de si volveré a verle.volvere a verle
Recuerdo una mujer que acudió a mi tarot con esa duda. Había conocido a un chico en una fiesta, era el amigo de un compañero de trabajo y casi al momento de comenzar a hablar notó que había mucha química entre ellos. La noche fue avanzando, una cosa llevó a otra y finalmente ambos terminaron en el piso de él. A la mañana siguiente todo fue muy agradable, el chico era un tipo encantador y cuando ella se estaba vistiendo le dijo “dame tu teléfono y ya te llamo yo un día de estos para quedar si te apetece” ella le dio su teléfono y se fue a su casa con la sonrisa que se te queda después de pasar una noche maravillosa.
Pasaron los días y ella cada vez pensaba mas en él, en lo bien que lo habían pasado, lo agradable que fue desde el principio y al día siguiente, las ganas que tenía de verle… Y se dio cuenta de que se estaba enamorando, pero él no llamaba. Habían pasado ya casi tres semanas cuando se decidió a consultar en mi tarot si volvería a verle.volver a verle
Al realizar la tirada pude ver que era un chico muy cortés y caballeroso, agradable y sin dobleces, no era el típico caradura que le dice a una chica “ya te llamaré” solo para quitársela de encima. También pude ver que él había disfrutado mucho con ella y que también le apetecía quedar con ella pero había un problema: ese chico era un desastre. Tal vez había perdido el número, o no se acordaba del nombre de ella y le daba vergüenza preguntar a su amigo, o no se le ocurría a donde llevarla y por eso no llamaba… claramente había un problema menor que impedía que él la llamara, pero desde luego quería volver a verla.
No hizo falta que ella pasara por el mal rato de intentar localizarle, porque esa misma noche él la llamó para quedar. Efectivamente había perdido el papel donde tenía su número y llevaba buscándolo como un loco por toda la casa varios días. Esa misma tarde había recordado dónde lo había dejado, se disculpó por la tardanza y la invitó a una noche de cine y palomitas.

4 Comentarios

ana

en un viaje a un lugar historico me llamo la atencion el guia del lugar por lo que senti una energia bastante atrayente me parecio bastante raro no nos conocemos fue la primera vez que vi a esa persona hablamos poco nada personal lo curiosos fue lo que senti pero me gustaria saber si nos volveremos a ver

Responder
LIZETH

hace dos años conoci a un chico camino a mi casa yo me encontraba en un bus y de repente cai encima de un chico, el chico me sostuvo y empezamos a hablar durante el recorrido de camino a cas su nombre es daniel tiene alrededor de 22 años , el solicito mi numero pero en ese momento no tenia celular, se despidio con un beso y luego jamas lo volvi a ver

Responder

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *